Breve referencia al autor

Eric H. Cline es historiador, arqueólogo, escritor y profesor de Historia Antigua y Arqueología en la Universidad George Washington (GWU), en Washington, DC. Allí ha ejercido como Presidente del Departamento de Lenguas y Civilizaciones Clásicas y del Próximo Oriente, y actualmente como Director del Instituto Arqueológico del Capitolio, de la misma Universidad. Es, además, coeditor del Bulletin of the American Schools of Oriental Research, una de las tres revistas académicas publicadas por las Escuelas Estadounidenses de Investigación Oriental.

Ha realizado más de treinta excavaciones arqueológicas en Israel, Jordania, Egipto, Chipre, Grecia, Creta, y Estados Unidos, y es autor o editor de veinte títulos acerca de las civilizaciones de la Antigüedad.

Eric H. Cline

Sobre el libro La Guerra de Troya

La Guerra de Troya, Eric H. Cline. Se trata de una edición de bolsillo, dividida en seis capítulos organizados en tres partes: la Guerra de Troya, la investigación de las pruebas literarias y la investigación de las pruebas arqueológicas. Cuenta además con un epílogo de unas once páginas muy esquemático y bien estructurado a modo de conclusión, un glosario, un índice de referencias de las citas, una extensa bibliografía recomendada, una lista de ilustraciones (diez en total entre las que figuran mapas, planos y fotografías de excavaciones arqueológicas) y, por último, un índice analítico.

En el libro se presenta de forma global la Guerra de Troya, con la intención de ofrecer una referencia introductoria al tema, tal como el mismo autor menciona en los Agradecimientos, al principio del libro. En este contexto, amplio y general, expone y repasa los datos de que se dispone actualmente para su estudio, obtenidos de las diversas fuentes, literarias y arqueológicas, además de presentar las opiniones, hipótesis y corrientes de historiadores y arqueólogos especializados en este momento histórico. O, mejor dicho, en esta etapa histórica, pues, como el autor concluye, no hubo tan sólo una Guerra de Troya.

Desgranar las pruebas e indicios que existen actualmente parece ser uno de los objetivos del libro para contribuir a esclarecer cuándo y cómo tuvo lugar, si es que ocurrió realmente, el famoso episodio narrado en la Ilíada. A lo largo de todo el libro, partiendo de las diferentes fuentes, se analiza de forma minuciosa cada aportación, indicando cuáles son las hipótesis formuladas a lo largo de los años por investigadores y estudiosos de la materia, y cuáles de ellas deben quedar aún abiertas.

Ámbito cronológico y geográfico

Al realizar un recorrido por las distintas investigaciones y fuentes históricas, el ámbito cronológico del libro se centra en buena parte en los acontecimientos de finales del II milenio a.C., concretamente hacia el 1300-1200 a.C. Sin embargo, los autores clásicos posteriores y los trabajos de arqueología realizados desde el siglo XIX obligan a detenerse en diferentes momentos de la historia.

El ámbito geográfico es mucho más concreto, pues todos los estudios se centran en los yacimientos de Hisarlik, antigua Troya, en Anatolia noroccidental y sus alrededores (actual Turquía). 

Comparativa con otros estudios

Ya en los siglos XVII y XVIII surgió el debate sobre la “cuestión homérica” acerca de la autoría y composición de los poemas. Algunos estudiosos llegaron a negar la existencia de Homero y a proponer que se trataba de dos autores y no uno sólo, aunque actualmente predomina una interpretación “unitaria”, según apunta el profesor Gonzalo Bravo.

Centrando la perspectiva en los estudios acerca de la civilización hitita y de las relaciones que esta mantenía con poderosos estados vecinos como Arzawa y Ahhiyawa, o Ahhiya en su forma más corta y más antigua, surge también un intenso debate. John Garstang, arqueólogo británico, y su sobrino Oliver Gurney, asiriólogo e hititólogo, realizaron el 1959 el primer estudio sobre la geografía de la Turquía hitita, válida aún en la actualidad. Dado que unos años antes, Emil Forrer, citado en este libro, había identificado a los Ahhiyawa con griegos micénicos (los aqueos homéricos), su estudio y geolocalización cobraban un gran interés interés. Se produjo un intenso debate sobre este tema cuando, en 1968, los profesores McQueen y Mellaart sitúan el estado de Ahhiyawa en Tracia, aunque a finales del último siglo, a partir de los años 80, se retomaron las hipótesis de Garstang y Gurney por la mayoría de los investigadores, según expone Amélie Kuhrt en su libro El Oriente Próximo en la Antigüedad. Gonzalo Bravo, sin embargo, en su Historia del mundo antiguo. Una introducción crítica, menciona los estudios de Bryce de 1977, por los que quedaría demostrado que la relación de los Ahhiyawa con los micénicos se trata de una falsa identificación, lo que refuerza la idea de que el debate continúa abierto.

Valoración literaria

Se trata de un texto analítico y fundamentado dentro del género literario de ensayo que se halla en la colección “Historia” de la editorial. En una exposición bien estructurada, las ideas del autor parten en los diferentes bloques de hechos completamente objetivos, que se encarga de contrastar con diversas fuentes, para pasar después a planteamientos, si no subjetivos en su totalidad, sí capaces de hacer reflexionar al lector, totalmente consciente de que muchos de los temas tratados están aún lejos de confirmarse.

Respecto al estilo y lenguaje utilizados, huye, sin embargo, de la estricta formalidad, usando un lenguaje directo y coloquial como se puede apreciar al hablar de Menelao, y también con sentido del humor, como cuando escribe sobre Schliemann una de las mejores frases que he leído sobre él.

Opinión personal

En mi opinión, pese a tratarse de un libro casi didáctico y manejado con una prosa sin demasiadas licencias literarias, acorde al rigor histórico que transmite, traslada completamente al lector el interés y la motivación por el estudio de los períodos tratados. Y no sólo al momento en que supuestamente ocurrió el conflicto o al correspondiente a la obra literaria, sino a la ya mencionada Edad Oscura, por el valor histórico que aporta en cuanto a que constituye una verdadera amalgama de conocimientos de diferentes épocas. 

Bibliografía

  • BRAVO, Gonzalo. “Historia del mundo antiguo. Una introducción crítica”. Alianza Editorial, 2008.
  • GONZÁLEZ SALAZAR, Juan Manuel. “Chronica Asiae Minoris: Anotaciones Preliminares para el estudio de las relaciones entre los hititas y sus vecinos occidentales”. Boletín de la Asociación Española de Orientalistas, XLI (2005) 319-344. http://data.cervantesvirtual.com/manifestation/231373
  • KUHRT, Amélie. “El Oriente Próximo en la Antigüedad (c. 3000-330 a.C.)”. Ed. Crítica, 2014.
  • VÁZQUEZ HOYS, Ana María. “Historia del Mundo Antiguo. Próximo Oriente y Egipto”. Ed. Sanz y Torres, 2007.
  • Historia Universal” Tomo 3, La Antigüedad: Asia y África. Los primeros griegos. Salvat editores, 2004.

Agradecimientos/autorías fotografías

Fotografía Eric H.Cline: By Slowking4 – Own work, GFDL 1.2, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=35034129

Más historia en elescudodeheracles.com